Juegos simples al aire libre

Juegos simples y divertidos para tardes largas en el parque, en el prado, en el bosque o simplemente en el jardín…

Todos hemos leído mucho sobre el valor del juego común, el tiempo que pasamos juntos con nuestros hijos y también de la importancia de que los niños pasen MÁS TIEMPO AL AIRE LIBRE. Es triste, pero nuestros hijos tienen una carencia tremenda del contacto con la naturaleza, de trepar árboles, de caerse, de ensuciarse completamente… En esta entrada hemos reunido nuestros juegos favoritos para pasar la tarde al aire libre.

Tengo que reconocer que no me gustan los parque infantiles… Si puedo, los evito. Si no puedo, intento elegir uno, que tenga zona verde con árboles cerca para el juego libre.

Mi hija parece estar de acuerdo, porque si vamos, casi siempre elige la zona verde, dónde no hay ni un columpio, ni un tobogán, solo hierba y árboles.

Los tres juguetes que solemos llevar al parque para una tarde de diversión

  • Una pelota pequeña y blanda
  • La comba
  • Tizas

Con tres cosas tan simples (además ocupan poco y no pesan) las posibilidades son muy amplias. Aquí os cuento algunas, pero cada familia y cada niño es distinto, por lo tanto tenéis que encontrar qué es lo que os divierte a todos.

Con la pelota jugamos al fútbol (desde que se ha aficionado mi hija, estoy mejorando mi técnica) o buscamos un agujero entre ramas e intentamos tirar dentro (como si fuera basketball). También solemos  jugar el “golf” con un palo. Ya de por si buscar un palo recto de madera es una aventura…Y si ya me he cansado, siempre se acerca algún otro niño para jugar con la peque si ven una pelota por el medio.

Con la comba saltamos o jugamos el limbo. Pero también vale como cuerda de salvamento lanzada al mar para la princesa en apuros (yo) salvada por la heroína (Mara). La sujetamos entre dos ramas e intentamos pasar la pelota a lo largo de la cuerda… Lo que se nos ocurra en este momento. La imaginación de los niños, si la dejamos volar es infinita… Déjate sorprender.

Con las tizas pintamos piedras, dibujamos, pero también hacemos pistas. El “Mundial” es el juego favorito de la peque en el jardín. Dibujamos juntas en el asfalto una pista con curvas, larga (lo que nos permite el superficie) y empieza la carrera. Depende dónde estemos, si tenemos los patines, la bici, o corriendo o con la pelota… Yo soy la comentarista voy comentando la carrera contra adversarios imaginarios al más puro estilo deportivo y Mara recorre la pista. Se pueden añadir obstáculos (ramas, piedra etc) si corre para saltar y si va con patines o bici para esquivar.

Todo esto con unas tizas…
Y aún no hemos hablado de cocinar con el barro (con un botellín de agua y dos palos ya tenemos nuestra cocina) o jugar al escondite…

Estas solo son unas pocas ideas, pero la variedad es infinita. Que el juego sea simple, que no requiera muchos juguetes específicos sino imaginación, creatividad y ganas de pasarlo bien. Los niños tienen una fuente inagotable de creatividad e imaginación, así que deja que las usen y ¡la diversión está servida!

Si esta entrada te ha parecido interesante compártenos en tus redes sociales y suscríbete para no perder las noticias y artículos sobre viajar y salir a la naturaleza con bebés y niños. Suscríbete a nuestro boletín: AQUÍ

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *