Algo imprescindible… La trona de viaje

bebé_comiendo_trona_de_viaje

Creo que a todos nos ha tocado ya alguna vez o hemos visto en restaurantes que intentan dar de comer a un niño que no quiere quedarse en su silla, se levanta, sale corriendo, o solo quiere comer en el regazo de su mamá… Manchándo a todos cuantos se encuentran cerca… Y sus padres con la cara “por qué no nos hemos quedado en casa…”
Si hay un elemento fundamental, sencillo, barato y práctico a la hora de viajar y salir con un bebé, es la trona de viaje. No solo para comer fuera, sino, para salir a tomar algo con los amigos, para darle la merienda en un bar y asegurarnos que no se vaya corriendo con las manos y la cara manchada de yogur… Pensad que en la mayor parte de bares y restaurantes no hay tronas, y donde hay a veces (dada su escasez) están ocupados, así que llevar una encima te da la independencia de elegir donde quieres ir.trona_de_viaje2jpg
Tronas de bebé hay muchos modelos, los de plástico plegables, de cartón, para fijarlo en la silla o con sus propias patas plegables (para viajar en coche) o incluso hinchables,  pero nosotros en Marabico siempre buscamos lo más pequeño y ligero del mercado. Queríamos algo que no dé pereza llevar a cualquier sitio, no solo de viaje sino que esté en la bolsa siempre para cualquier situación. Así descubrimos las tronas de viaje de tela. Funcionan como un arnés que sujeta al niño en la silla para que no se caiga, convirtiendo cualquier silla en una trona.  Es un producto pequeño, ligero, bastante barato (ideal para regalar), y sobre todo muy, muy práctico.

El modelo de  Koo-di (marca inglesa especializada en productos para viajar con bebés) cabe en un bolsillo, viene con su propia bolsa incorporada adaptándose fácilmente a casi cualquier tipo de silla. Para los padres que solemos viajar con bebés es un producto imprescindible, que pasa directamente a la bolsa del carrito o a la mochila que nos acompaña cada vez que salimos junto al set cambiador, el agua y los colines de pan, ya que en el día a día cuando paramos a tomar un café o se nos hace tarde y hay que dar de comer al peque, en más de una ocasión nos ha salvado. Por si fuese poco a los peques les suele gustar sentarse en esas sillas de adultos y sentirse importantes. Se utilizan desde que los niños son capaces de sentarse solos (que coincide más o menos con la época de empezar con la alimentación complementaria) hasta los 30 meses.trona_de_viaje1jpg

Más información: Trona de viaje Koo-di

 

Si esta entrada te ha parecido interesante suscríbete para no perder las noticias y artículos sobre viajar y salir a la naturaleza con bebés y DESCARGA GRATIS la MiniGuía de #viajarconbebes. ¡Suscríbete!

 

Un pensamiento en “Algo imprescindible… La trona de viaje

  1. trona portatil

    Nosotros estamos totalmente seguros que tendremos que comprar una trona portátil para el peque cuando empiece el curso… lo van a tener mis padres en casa muchas tardes y ellos no tienen espacio para una trona común. Ya estamos mirando en tiendas de confianza de puericultura, porque hay muchísimas opciones y tenemos que encontrar la más cómoda. Pero sin lugar a dudas, vamos a tener que coger una…
    María

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *