Correr con cochecito de bebé

Correr con tu cochecito de bebé. Mamás y papás runners.

 

Afortunadamente desde hace un tiempo la actividad de correr ha pasado de ser un deporte minoritario que practicábamos unos pocos, a una actividad practicada por una mayoría preocupada por su salud.
Ya hace años cuando cruzaba Europa con mi bici me sorprendía encontrarme por aquellos interminables carriles bici a orillas de los grandes ríos centroeuropeos a papás y mamás corriendo y patinando mientras empujaban cochecitos de bebés sonrientes.
correr_cochecito_bebé_mama.jpgSon indudables los beneficios de correr para la salud si se realiza de una manera mínimamente planificada o al menos asesorada por un experto. Además la principal clave de su éxito radica en la simplicidad con que podemos integrarla en nuestras vidas, ya que con una inversión mínima en material y tiempo pueden conseguirse si somos constantes unos resultados importantes.
Correr con el carrito de bebé también ha sufrido este mismo proceso, y apenas hace unos años los pocos que corríamos con nuestro bebé lo hacíamos por pistas y lugares poco frecuentados, y ahora son los parques de las grandes ciudades donde se acumulan carritos casi espaciales donde madres y algún papá se entrenan como uno más. Surgen iniciativas en toda Europa, mamás que se juntan para hacer footing con su cochecito de bebé, hacen gimnasia, participan en competiciones…

Además es una estupenda manera de ponerse en forma después del embarazo como ya os contamos en esta entrada.

El material para correr con el cochecito

La equipación personal es la misma que usamos habitualmente para salir a correr, así que zapatillas, calcetines, pantalón y camiseta (estos últimos dependiendo de la climatología pueden variar sustancialmente). Tengo un amigo que dice que la diferencia entre alguien que sale a correr y un runner son 300€ en material “fosfórito”. Así que vosotros sabréis en que grupo estáis.correr_cochecito_bebé.jpg

El carrito de bebé adecuado para correr también debe cumplir con unos mínimos como son las ruedas hinchables, la amortiguación y el bloqueo de ruedas delanteras siendo así la experiencia también gratificante para el bebé, pero aun sin ellas podemos realizar trotes cortitos por zonas de buen firme. Yo pondría también una cinta que una el cochecito a nuestro brazo como material obligatorio ya que es algo muy simple (que podemos hacer nosotros mismos) y que en caso de tropiezo o caída nos garantizará que el carrito no se mueve de donde estemos. Los cubrepiés y las capotas extra-largas también son recomendables ya que cortan el viento y protegen del sol mientras corremos sin moverse como los sacos y sombrillas. El poder colocar tanto el capazo como la silla en ambos sentidos también es positivo, sobre todo en esta última ya que almanillar_cochecito_correr.jpg principio ver al peque sobre todo si duerme da tranquilidad a ambos, y más adelante disfrutará de ver el paisaje por donde corramos.

Existen cochecitos de bebé específicos para correr y son los que mayores prestaciones tienen. Normalmente cuentrueda_fija_cochecito_correr.jpgan con tres ruedas extra grandes hinchables y rígidas. Su problema es que su tamaño y ergonomía los hace muy difíciles de usar en el día a día de los entornos urbanos, así que a no ser que no tengamos problemas para tener dos o podamos alquilarlo no va a ser una opción mayoritaria. Otro inconveniente que tienen la mayoría de modelos específicos es que solo vienen con silla, así que hasta que el bebé no pueda sentarse por si mismo no vamos a poder utilizarlo y no disfrutaremos de esas salidas con pocos meses cuando aún duermen mucho. En mi opinión, si no es para correr todos los días grandes distancias o participar en competiciones, no es imprescindible comprar los cochecitos de bebé específicos para correr.

Acción – las primeras salidas

Ya tenemos el equipo, ahora como comenzamos…
running_cochecito_todoterreno.jpgSegún mi experiencia en correr con el cochecito, lo mejor es comenzar cuanto antes (en los primeros paseos con el bebé) de una manera muy suave y progresiva, para que nos adaptemos tanto el corredor como el bebé a estas nuevas salidas dinámicas. Los primeros días elegir pequeños recorridos y comenzar controlando la posición del bebé si va en el capazo y el arnés bien cerrado si va en la silla. Bloqueamos las ruedas delanteras y fijamos la cinta que va atada de nuestro cochecito al brazo.
Como al inicio de toda actividad física realizad un pequeño calentamiento de las partes que van a trabajar en el ejercicio. En este caso rotaciones de articulaciones y flexiones- extensiones de brazos y piernas como mínimo.
Comenzamos caminando rápido para poco a poco pasar a un ligero trote.
Las salidas y entrenamientos con el carrito de bebé no difieren mucho en la técnica de zancada de una salida normal. Los brazos obviamente permanecerán fijos en el manillar en lugar del braceo habitual, y solo en zonas llanas y cómodas se podrá alternar el agarre de un solo brazo para ejercitar o relajar el contrario. Las dimensiones y forma del carrito condicionarán la longitud de zancada e incluso la velocidad, pero en cualquier caso lo más importante a tener en cuenta es el bebé y como se encuentra. Nunca debemos olvidar que debe ser una actividad lúdica para ambos, y ese es el objetivo principal. La elección del horario, el recorrido y el tiempo va a depender de ese equipo que formamos con el peque. Lo más importante como en toda actividad nueva, es que lo realicemos de manera progresiva para poco a poco nos vayamos adaptando al nuevo material y evitemos lesiones.

Club de correr con el cochecito en Hungría

Club de correr con el cochecito en Hungría

¿Para correr mejor en el capazo, en el portabebés o en la silla?

Con el capazo no se recomienda realizar mas que trotes ligeros por firmes homogéneos (si es camino por buenas pistas) ya que el bebé va suelto y en cualquier movimiento brusco lo desplazaría dentro. Es ideal para comenzar a coger el hábito y mezclar en el propio paseo ratos caminando a diferentes ritmos con pequeños trotes en las mejores zonas. Si el bebé es muy activo y nuestro ritmo es mayor, en estos primeros meses lo mejor es usar el portabebé o grupo 0, ya que así va atado con el arnés y en caso de baches y movimientos más dinámicos no se desplazará y estará más protegido.
Cuando ya se sienten y los pasemos a la silla las posibilidades aumentan ya que además de estar fijos con el arnés las distintas posiciones del respaldo y reposapiés le permitirán al peque encontrar la mejor posición.correr_carrito_montaña.jpg

Poco se habla de ello en cuanto al correr con los bebés, pero además del bienestar de la madre y el padre tiene otro aspecto importante: dar ejemplo. Creo firmemente que la mejor manera de inculcar valores o educar es a través del ejemplo. Si desde bebés nuestros hijos ven que el deporte forma parte de nuestra vida, lo aceptarán como algo natural y nos querrán imitar cuando llegue el momento. Mi hija de tres años y medio, si ve que me calzo para ir a correr ya coge sus zapatillas y ella también quiere venir. Le encanta ir a correr, como ir en bici o nadar…

Si esta entrada te ha parecido interesante compártenos en tus redes sociales y suscríbete para no perder las noticias y artículos sobre viajar y salir a la naturaleza con bebés. DESCARGA GRATIS la MiniGuía de #viajarconbebes. ¡Suscríbete!

3 pensamientos en “Correr con tu cochecito de bebé. Mamás y papás runners.

  1. Javier Seoane Vázquez

    Buenos días!
    Tengo un hijo de dos meses y me gustaría comenzar a sacarlo a correr. Tengo un cochecito con capazo preparado, pero no sé a qué edad se puede comenzar a correr.

    1. marabico Autor

      Buenos días Javier,
      Cuando son tan pequeñitos tal y como recomendamos en el artículo lo mejor es ir saliendo de una manera progresiva.
      Salir a caminar rápido y poco a poco introducir el trote. En el capazo aun teniendo arnés el bebé está más desprotegido y hay que tener cuidado con la ruta elegida, ya que cualquier bache con una cierta velocidad puede desplazarlo bruscamente. El portabebé de coche si es compatible con nuestro cochecito es una buena opción ya que además de ir sujetos por el arnés se sienten más protegidos.
      Puedes comenzar desde ya, pero eso sí de manera progresiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *