Familia Emprendedora – ¿Esto es un circo o qué?

Pues sí, muchas veces pienso que esto es un circo… El día a día de una empresaria, madre y mujer… No soy una gurú, experto, coach o algo parecido. No voy dar consejos, mucho menos consejos infalibles… Pretendo dejaros ver lo que hay detrás del telón del teatro llamado Emprendedores. Estamos de moda, te ayudan desde todos los lados a ser este generador de riqueza que parece ser la panacea para la crisis… Vemos en la tele reportajes, entrevistas sobre estas estrellas de hoy en día, los EMPRENDEDORES, presentándonos esta maravillosa forma de vida, todo sonrisas, sí sí al principio es difícil, la ayuda de la familia es inestimable, hay que tener constancia, ilusión y creer en ello, nos cuentan y parece todo una lucha heroica y una aventura divertidísima.

 

Yo intentaré ser sincera. Mostraros el día a día sin tapujos, sin adornos. Sin inversiones millonarias, sin expertos y consejeros a mi disposición, buscándome la vida. Para que podáis decidir si es divertido o es una pesadilla. (un poco de todo creo yo…) Que se vea lo que hay detrás de las sonrisas y lucha heroica. En mi caso empresarial.

Sobre mí. Además de ser emprendedora, soy madre y para colmo extranjera.  Llevo 15 años viviendo en España. Vengo de una familia de empresarios, mis padres, mis hermanos montaron sus negocios y yo crecí desde muy pequeña viviendo, escuchando la vida emprendedora. (sí, sí, esta cuando llaman en la puerta de tu casa un cliente muy importante el día 24 de diciembre con un encargo muy urgente de un concierto para esta misma noche…) Aprendí mucho de ellos, también la parte negativa… Siendo una empresa familiar la nuestra, más de una comida familiar terminó siendo una reunión de trabajo. A pesar de eso, o gracias a estas experiencias yo quería seguir sus pasos, aunque el amor se cruzó en mi vida y aterricé en España con mi marido español para empezar de cero. Sin apoyo familiar, sin sus consejos, sin un trabajo…

Hace 13 años montamos nuestro primer negocio con mi marido y seguimos con el proyecto – que ya en sí es un éxito – una empresa pequeñita en el ámbito cultural. Hace 5 años por conciliación nos lanzamos otra vez a la piscina y comenzamos la aventura de Marabico. En el primer caso nuestros clientes son básicamente instituciones en el segundo proyecto, particulares. Entre las dos cosas fuimos padres y empezamos algo llamado «conciliación de vida laboral y familiar»

Espero que nuestros errores, éxitos y experiencias os sirvan para ver detrás del telón, bienvenidos entre los bastidores….

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *