¡Larga vida a tu carrito de bebé! La importancia del mantenimiento

Estas últimas semanas nos topamos con varios casos que nos indicaron la importancia de escribir sobre el mantenimiento de los cochecitos de bebé.

Empezando con una llamada de un cliente que tiene un cochecito todoterreno Bexa, de los primeros modelos (fabricado hace 9 años) que funciona perfectamente, sirviendo al tercer bebé. Él que solicitaba un repuesto de una pieza pequeña. Con los cuidados adecuados el carrito sigue funcionando tras tantos años de uso y seguirá unos cuantos más. Unos días más tarde, desmontando un carrito tras 8 meses de uso, nos dimos cuenta que a la rueda trasera faltaba la tapa de los rodamientos. Aún no causaba daños, pero sin un mantenimiento, las bolitas de rodamiento al salir hubieran destrozado la parte central de la rueda y al final toda la rueda y freno. Y luego recibimos varios mensajes por tuercas y tornillos perdidos.

Si se realiza un mantenimiento correcto del carrito, estos problemas se detectan a tiempo y no causan mayores problemas. Si no, el tornillo se pierde, la rueda queda destrozada y es necesario un cambio total. La mayoría de las marcas de los carritos de bebés no cubren con la garantía las ruedas considerando su desgaste un proceso natural por el uso. (No es el caso de Bexa) Por lo tanto al no darse cuenta a tiempo que algún tornillo se ha aflojado o el rodamiento le falta la tapa (normal tras un uso intensivo) nos puede llevar a tener que comprar ruedas de repuesto.

Es importante realizar una revisión y mantenimiento regular del cochecito de bebé si queremos evitar problemas y queremos que dure mucho sin fallos. 

El cómo realizar esta revisión y cada cuando, ya escribimos en esta entrada:

Mantenimiento y limpieza del cochecito de bebé o la silla de paseo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *