Senderismo y excursiones embarazada

Cuando una está embarazada saltan las dudas de todo tipo… ¿Puedo comer esto? ¿Puedo hacer lo otro? Es así en la vida cotidiana y se acentúa cuando se sale de lo normal, estando de viaje o de vacaciones. Y si tu destino es la montaña surgen las dudas sobre hacer excursiones o senderismo embarazada. Si es un embarazo sin complicaciones y el médico no lo desaconseja por razones de salud, sí se puede hacer senderismo. Incluso es beneficioso ya que es una actividad aeróbica de  bajo impacto muy recomendada en esta etapa. Mejora la circulación, ayuda a la digestión, tonifica tus músculos además de los beneficios obvios de estar en la naturaleza, respirando aire puro. Sobre los efectos de la altura ya escribimos en otro artículo que puedes leer pinchando AQUÍ.

Como  todo en la vida y en el embarazo es una fase más, con sentido común. Si no sueles andar ni hacer excursiones, no empieces ahora con una ascensión a un pico de varias horas de duración… Sólo tu conoces tu estado físico. Si estás en forma y te sientes con ganas, elige bien la actividad a realizar y a disfrutar. Si no, busca una ruta adaptada o sin dificultad para beneficiarte de estar en contacto con la naturaleza, escuchar el arroyo de la montaña. Hay todo tipo de caminos y formas para acercarse a la montaña o al medio natural.

Antes de salir de excursión:
Elige una ruta adecuada para tu estado físico, dependiendo también del trimestre en el que te encuentras.
Infórmate: de la duración de la ruta, de las condiciones meteorológicas, el tipo del camino… Este último es importante en tu estado, no es lo mismo andar por una pista que una zona pedregosa, con riesgo de resbalar o caídas de piedras.
Equípate bien: en el caso de una embarazada, el calzado apropiado es una de las cosas más importantes, para evitar posibles resbalones. Durante la gestación el punto de gravedad del cuerpo cambia y nos hace más patosas… Por mi experiencia personal yo recomendaría utilizar bastones de senderismo por la misma razón. A mí me ayudaban mucho a equilibrarme durante mis excursiones embarazada. Además así trabajas toda la parte superior del cuerpo y el ejercicio es más completo.

Durante la actividad:
No te sorprendas al quedarte sin aire pronto. La frecuencia cardíaca aumenta en el embarazo incluso en reposo. Más realizando ejercicio. Durante la actividad (como en cualquier ejercicio físico) sigue un ritmo adecuado para tu estado. Para cuando lo necesites, lo importante es disfrutar, hacer ejercicio, no es ninguna carrera.
Un consejo: es preferible mantener un ritmo adecuado (lo sabrás si aún puedes hablar mientras caminas) constante que ir demasiado rápido y tener que parar cada 2 minutos…
Ten en cuenta la necesidad extra de hidratación, no olvides beber y en ningún caso salgas sin bebida.
Llévate algún tentempié sano, fruta, frutos secos o parecido.
La piel en el embarazo por los cambios hormonales es más sensible, ponte crema solar y cubre la cabeza.

¿Hasta cuando se puede hacer senderismo? Hasta que te sientas cómoda, con ganas y lo disfrutes. A medida que avanza el embarazo en la mayoría de los casos es recomendable elegir actividades más cortas, más sencillas, hasta llegar a dar un simple paseo para estar en contacto con la naturaleza.

En general, si es un embarazo sin complicaciones y sin contraindicación médica, se puede realizar caminatas por el medio natural hasta el último día. Hay rutas para todas las condiciones físicas. Infórmate, equípate y ¡disfruta!
Y después del parto el senderismo seguirá siendo tu aliado para tu recuperación, en esta entrada te lo cuentan. En forma tras el embarazo

Si esta entrada te ha parecido interesante, suscríbete AQUÍ, para recibir noticias relacionadas de viajes y excursiones con bebés y niños de Marabico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *