Viajar con bebé – aventuras en el avión

viajar_bebe_niños_aereopuerto

En esta entrada no esperéis trucos y consejos, os cuento mi experiencia y la conclusión final: intentar sobrevivir… Se dió el caso que tenía que adelantar una semana mi viaje a Hungría con mi hija (de 20 meses), cuando ya estaba todo organizado para ir los tres juntos con papá. Por este cambio de planes nos fuimos las dos solas. Para facilitar las cosas – y porque soy humana y tengo solo dos manos – he decidido no llevar carro sino solamente una mochila pequeña y el portabebés. La mochila en la espalda y mi hija con sus 11 kilos delante. Ahora ya tenemos en nuestra tienda un producto, que une las dos cosas, una mochila convertible en portabebés en caso de necesidad.
En vez del tren – que siempre recomiendo si hay que hacer trayectos largos, 4 horas en nuestro caso – teníamos que ir en autobús a Barcelona. Ya llegamos cansadas, a pesar de ir en la hora de su siesta, la peque no durmió nada durante el viaje. Al llegar al aeropuerto ya tenía mucho sueño y estaba hiperactiva… Con las prisas se me había olvidado coger el arnés, así que mientras me quitaba la mochila, la chaqueta etc. en el control de seguridad, Mara se escapó corriendo y pasó por el arco de seguridad, yo detrás… Menos mal que estarán acostumbrados porque no parecían sorprendidos que apareciera una enana de la nada y pasara corriendo… La cogieron, me la pasaron… Eso sí, teníamos que cruzar el arco separadas , que era un reto… Al otro lado lo mismo, guardo el ordenador, los líquidos, intento coger todo de la bandeja y con una mano intento sujetar a Mara… Conclusión 1. Si viajas sol@ con un bebé movido el arnés es imprescindible.
Durante la espera nos ha salvado el nuevo parque infantil con tobogán en la sala de embarque (en el Terminal 2) Un punto positivjuegos_bebe_niños_aereopuerto_Prato para el aeropuerto de Barcelona…

Ya eran las 8 de la tarde cuando por fin llegamos a embarcar. Nos esperaban 3 horas de viaje que fueron… interesantes…eternas. Para mi hija especialmente, pero para mí, y todos a nuestro alrededor también. Es que ella no paraba. Cogía la revista (yo suspirando tranquila que qué bien, con eso la entretengo durante 5 minutos) y en un movimiento indetectáble para el ojo humano agarró la revista y se la puso de gorra a la señora de delante. Después de disculparme con la cara roja como un tomate, Mara seguía su marcha, al señor de detrás le quería coger el bocadillo. (Malditos aeronaves low cost,¡ los asientos están a distancia de brazo de niño!) la señora de antes llevaba un pasador de pelo y continuamente intentaba cogerlo. Al niño-adolescente de delante le acariciaba la cabeza cada dos por tres. Lanzaba besos cada vez que pasaban las azafatas y saludaba con un grito HOOLLLAAA! Yo, de verdad intenté todo… Llevaba lápices de colores para dibujar, sus cuentos favoritos pero no podía competir con el entorno tan estimulante y la actividad frenética causada por el cansancio. Eso sí, nadie parecía enfadada, ya que mi hija sonríe, saluda, lanza besos cuando hace travesuras y pone esos ojitos de “soy un angelíco”. Puede ser la suerte, que la señora de delante era madre y se acordaba de sus buenos momentos, el señor del bocadillo pudo ser un abuelo ¿y el niño? Pues tenía mucha paciencia.

Aereopuerto_bebes_niños

Bueno, al final llegamos sin mayores problemas, a mí me han salido canas durante el viaje, pero la Diablilla disfrutó mucho. Llorar no lloró…

Conclusiones. Además de que hay que salir descansados para un viaje, no hay que dar por hecho que vaya a dormir en el tren, autobús o avión. Intentar sobrevivir y tener mucho sentido de humor. Y no olvidar el arnés…

En la tienda de Marabico ofrecemos uno 3en1 (ya sabéis que nos gustan las cosas multiusos 🙂 arnés de seguridad, peluche-juguete de viaje y minimochila para verlo pincha en el siguiente enlace: Arnés Abracitos

Si esta entrada te ha parecido interesante suscríbete para no perder las noticias y artículos sobre viajar y salir a la naturaleza con bebés y DESCARGA GRATIS la MiniGuía de #viajarconbebes. ¡Suscríbete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *