Viajar con bebé – en autobús, el patito feo

viajar_bebe_autobus

Cuando empezamos a compartir los viajes con nuestros bebés, algunas cosas adquieren un matiz diferente. Por ejemplo los medios de transporte que utilizamos en los desplazamientos. El punto de vista cambia, empezamos a valorar la posibilidad de levantarnos a pasear durante el trayecto, la política de cancelación menos restrictiva, la rapidez por encima del precio y otras tantas cosas que hasta ahora carecían de importancia.

En esta serie os quería mostrar en unas pinceladas las características de cada medio de transporte desde el punto de vista de los padres que viajan con bebés o peques.  Empezamos con el autobús y en las semanas siguientes detallaré los otros medios de transporte, siempre desde el punto de vista de los niños.

Creo que ya del título se nota mi opinión del medio que nombramos hoy…

Contras de viajar en autobús con peques

La seguridad

Desde que viajo con mi peque intento evitar viajar en autobus de largo recorrido. Básicamente por cuestiones de seguridad, el autobus comparte su vía con miles de coches y camiones (no como el tren o el avión) por lo tanto las probabiliades de sufrir algun percance son mayores.

Además no está regulado de ninguna manera el tema de las sistemas de retención infantil, aún se ven autobuses con cinturón de seguridad de 2 puntos, con el que no se puede fijar un portabebés.


autobus_bebé_viajar

La movilidad

Por otra parte si un niño no está sujeto en su sillita es casi imposible explicarle que no puede levantarse, que no puede ponerse de rodillas, que tiene que ir sentadito durante x horas. No sé cuál es vuestra experienca a mí me resulta imposible.

El resultado es que mi hija está en el autobús sin atar (casi lo prefiero, porque el cinturón de 3 puntos justo pasa por su cuello ya que no está disenado para peques) en una carretera…

En el tren y en el avión podemos levantarnos de vez en cuando, en el coche paramos cuando queremos, pero el autobus es muy limitado en este aspecto. Además por las paradas que hace es el medio más lento entre todos.

Ventajas de viajar con niños en el autobus

Precio

Entre sus ventajas está el precio y si el autobús cuenta con cinturón de tres puntos normalmente te dejan subir el portabebés.

Los precios son muy competitivos y en muchas compañías su política de edades es muy similar al avión, aunque depende de cada empresa y debemos consultarlo primero.

Conocer y aprender de la realidad de un lugar.

Lo cierto es que en muchos lugares es el único medio de transporte público y te permite conocer la realidad de un lugar, sus gentes, y algunos lugares a los que no llegarías si no fuese por este medio de transporte.

En mi cabeza viajes compartidos con gallinas por Kenia, o los barrios más marginales de Buenos Aires son recuerdos imborrables.

 

Desde el punto de vista de viajar con bebés, para mi en general es el último en la lista de preferencias si tengo opción, intento usarlo para viajes de no más de una hora.

En la siguiente entrada de la serie hablaremos de los trenes, sus pros y sus contras.

Si quieres recibir las otras entradas de la serie Viajar con bebés- los medios de transporte y otras entradas relacionadas con viajar y salir a a la naturaleza con bebés, suscríbete a nuestro boletín y DESCARGA GRATIS la MiniGuía de #viajarconbebes. ¡Suscríbete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *