Viajar con bebés y niños – De viaje solos con papá…

De viaje solos con papáAunque desde que nació nuestra hija hemos viajado muchísimo con ella por muy diferentes causas, en esta ocasión era la primera vez que lo hacíamos solos los dos (papá e hija) en un viaje internacional de ida y vuelta en avión y tren. Mamá Marabico ya tiene mucha experiencia en viajar sola con la peque, pero para mí fue la primera vez. Aquí van mis conclusiones sobre la experiencia.

Los viajes con niños solo tienen un problema, y es que el modo de transportarnos es aún en general muy rígido y poco adaptable a unos peques que únicamente quieren jugar. Los horarios (tener que estar dos horas antes de un vuelo) los lugares (aun son pocas las terminales con juegos y servicios a su medida) e incluso los propios medios de transporte no se adaptan a ellos y sus necesidades de movilidad y juego.

A Mara le gusta viajar, pero eso no es algo que ocurra y ya, ha viajado desde su primer mes de vida y hemos tratado de divertirnos siempre, sabe que se cansará, pero también sabe que se divertirá y que sus compañeros de viaje (en este caso yo), van a jugar con ella. Creo que esto es una de las cosas más importantes, los niños son muy sensibles y notan a lo lejos nuestro estrés y preocupaciones. Si nos sienten relajados y que nos gusta el viaje, ellos también lo disfrutarán.

aeropuerto_con_niños.jpg

El aeropuerto puede ser un lugar muy divertido, lo peor como para los adultos es todo el tema de las filas. Lo ideal como en nuestro caso es ir con el equipaje de mano y facturar previamente on line, así nos evitamos las espera de la facturación. El control de seguridad es otra historia..en Budapest si vas con niños vas a una fila más rápida y eso es de agradecer, pero lo de las bandejas , líquidos y demás historias..hay que pasarlo, así que lo mejor es tomarlo como un juego y que puedan participar en toda la parafernalia. Por supuesto tener todo bien organizado y preparado de antemano ayuda, así que ordenadores y neceser del peque accesible para poder manipularlo y ropa práctica y cómoda.

Una vez dentro tenemos el terreno de juego perfecto, carritos portaequipajes, espacio limpio donde tirarnos por el suelo, aviones….toca divertirse. Se agradecen zonas de juego específicas como la del aeropuerto del Prat donde además pueden jugar con otros niños. Mi recomendación particular es buscar una zona no muy lejos de la puerta de embarque pero separada de los lugares transitados para poder crear nuestro propio campamento donde comer algo, jugar y descansar mientras esperamos. Localizar el baño más cercano porque seguro tendremos que hacerle más de una visita.

Priority lane con bebés y niñosEl embarque también es otro momento crítico pero en la mayoría de compañías incluidas las de bajo coste nos incluyen en el Priority si viajamos con bebés y niños,  eso facilita el acceso y la llegada al interior del avión. Atentos entonces a la llamada y a tener todo preparado (billetes, documentación, equipaje) para realizar este proceso con cierta rapidez.

El vuelo depende de las horas, pero lo ideal es que coincida con alguna de sus horas de sueño habituales para que también nosotros podamos descansar. Despegue y aterrizaje son los momentos más emocionantes, y una vez en el trayecto cuadernos, pinturas (que no manchen), algún libro, junto con comida y bebida serán nuestros aliados en el entretenimiento. El espacio es reducido, pero los peques con su imaginación y nuestra ayuda pueden convertirlo en cualquier cosa. Jugar con ellos es siempre la clave.

La salida del avión siempre suele ser traumática por la falta de espacio y el número de personas en movimiento. Si estamos cerca de la salida merece la pena tener todo preparado y salir enseguida, pero de no ser así podemos esperar a que se vacíe mientras recogemos más tranquilos.

De nuevo en el aeropuerto con nuestro carrito a modo de barco y mi hija encima buscando nuestro camino…¿a ver si ves un cartel con un tren dibujado?..la aventura continua.

En nuestro caso llegamos a Madrid y en unas horas teníamos que coger el AVE a Zaragoza, así que nos fuimos hacia la estación del cercanías y allí con nuestro billete de tren previamente comprado on line nos dieron uno gratuito para poder ir hasta Atocha. niños_tren.jpg

Tren y niños  es la combinación perfecta para viajar, en España hasta los 4 años no pagan, además cuentan con el espacio y la movilidad que necesitan, es un medio de transporte que siempre les resulta atractivo. Nosotros al llegar tuvimos problemas con las obras, pero en el tren pudimos levantarnos sin molestar a nadie cuantas veces quisimos.

documentación_juegos_viajar_niños.jpg

La vuelta fue muy similar pero vía Barcelona, el tren muy bien, el cambio al cercanías en Sants siempre mucho más caótico, pero si vas con tiempo conseguir el billete gratuito y tomar el siguiente tren se hace bien aunque es uno de los lugares donde más importante es tener controlado al peque ya que a cualquier hora hay mucha gente.

Ya en el aeropuerto la zona de juegos interior es una muy buena motivación, y un lugar donde gastar energías que luego agradeceremos para que el vuelo sea tranquilo.

 

juegos_bebe_niños_aereopuerto_Prat

Mis trucos:

  • El primero y más importante, el viaje es un juego, y no debemos olvidarlo por muchos trámites burocráticos y reglas que debamos asumir. Con esta actitud todo saldrá bien.
  • Tener todo lo previsible preparado para divertirnos con lo imprevisible. Maletas, documentación, billetes, ropa práctica y polivalente, juegos, pinturas… Aquí puedes leer la entrada sobre el equipaje de mano para viajar con peques
  • En el tablet o el teléfono siempre tengo algunos episodios de sus dibujos preferidos, fotos y vídeos para ver, e incluso una app para dibujar.
  • Tener los horarios previstos e incluir en ellos además de un margen mayor al ir con mi hija, tiempo para comer, ir al baño, o acercarnos a algún lugar de su interés cercano a donde nos encontremos. Salir a un parque con columpios próximo, o ir a comprar un helado…
  • Que te guste viajar…no es tanto un truco como una actitud general lo mismo que la primera, pero en este caso personal. Viajar es siempre una experiencia con muchas pequeñas aventuras muy diferentes a nuestro día a día. No estresarse y afrontar el propio viaje como algo positivo y no un trámite a pasar es garantía de éxito y nuestros hijos lo sentirán como algo bueno que les gusta hacer.

En fin, dos días de viaje solos ha sido una oportunidad  para compartir tiempo de calidad con mi hija y seguro que repetiremos.

Entradas relacionados:

Consejos y trucos para viajar solo con bebés y niños

Preparar el equipaje de mano para  viajar con bebés

Si esta entrada te ha parecido interesante compártenos en tus redes sociales y suscríbete para no perder las noticias y artículos sobre viajar y salir a la naturaleza con bebés. DESCARGA GRATIS la MiniGuía de #viajarconbebes. ¡Suscríbete!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *